Artículo 4: Y colorín colorado, la NonStop se ha acabado

Como suele ser habitual, aquello que ansías, suele pasar rápido. Y la aventura de la NonStop, no iba a ser diferente. Siete días después del pistoletazo de salida, y aunque muchos de vosotros ya conocéis detalles, este artículo pretende dar una visión más global a lo que ha sido la aventura de la NonStop Madrid-Lisboa.


La prueba:


770 kms a realizar en un máximo de 55 horas, compitiendo en equipos de dos ciclistas. La gran mayoría son en equipos de tres y cuatro. Descubre cómo funciona aquí.


Nuestra distribución y desarrollo iba a ser sencilla. Íbamos con dos equipos; el 1 formado por los periodistas de El Correo (Josu García y Bruno Vergara) y el 2, por Rodolfo Marcos e Iker Lezama. En todo momento, teníamos claro que actuaríamos como un sólo equipo donde siempre en carrera rodaríamos juntos un miembro de cada equipo.


Cada equipo, competimos con un geolocalizador que tiene una doble misión como es la de controlar que todos los participantes cumplamos con el recorrido y evitar situaciones de peligro ante situaciones de necesidad.


El recorrido:


Se establecen 10 etapas con lugares de paso y control, denominadas "Estaciones Hidrográficas" lugar exclusivo donde se puede relevar si el equipo, así lo establece. Conoce los lugares y tipo de etapas aquí.



Bruno e Iker a punto de dar, el primer relevo.

Ha sido un recorrido complicado por las condiciones meteorológicas que se han dado a lo largo de las diferentes etapas. Tormentas, lluvias y frío que han hecho una prueba muy complicada a nivel general y que han supuesto, multitud de abandonos. Diferentes crónicas, así lo atestiguan:


El Correo


Objetivo cumplido: 46 horas, 21 minutos, 57 segundos fue el tiempo que invertimos en completar los 770 kms de esta edición de la NonStop. Más que cumplido, participando en una de las dos categorías más complicadas.



Iker, recién llegado a Lisboa


Lo mejor:


1. Sin duda alguna, la aventura vivida dentro de un grupo humano especial. Un grupo humano con el que hemos disfrutado conviviendo en todos los aspectos.


2. Lógicamente, el objetivo de conseguir la meta muy por debajo del tiempo límite establecido en la modalidad en la que participábamos.


3. Las buenas sensaciones con las que hemos desarrollado la prueba, a pesar, de no ir con la preparación que consideramos óptima para afrontar este reto.


4. El calor de todos aquellos voluntarios que han estado noche y día, trabajando para ofrecernos toda su hospitalidad a cada uno de nosotros.


5. El interés mostrado por todos vosotros, antes, durante y después de la prueba. Las felicitaciones nos han hecho sentirnos importantes y queridos.


Lo peor:


1. La climatología. Ha supuesto, además de hacer más épica si cabe la aventura, no poder disfrutar de todo lo que rodea a un evento de esta dimensión.


2. Falta de ambiente a lo largo del recorrido. Un evento de estas características, lo consideramos una magnífica oportunidad que cada lugar de paso debería aprovechar.


3. Excesivo afán competitivo por parte de ciertos participantes, dejando de lado, el espíritu aventurero que tiene la prueba.


Lo que era un sueño, ya es una realidad. Y ahora toca pensar en nuevos objetivos en torno a esta prueba. Pero esto será otra historieta.


0 vistas

© 2019 - 2020 BIZKAIROUTE CONSULTING, SL B95896882

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
0